Blog

3 tiros fallidos en nuestras “dianas” landing pages

Hacer una Landing Page bien al primer intento, además de ser una utopía, es algo así como que te toque la lotería. Si entendemos que la idea de una página de aterrizaje no es más que la de lanzar al usuario hacia un determinado objetivo y entendemos que cada lanzadera tiene su particularidad entonces entenderemos que lo habitual es lanzarlo a un punto diferente del buscado. Tan solo la práctica y la prueba/error nos ayudarán a calibrar el tiro.

Como lanzador “experto en tiros fallidos” puedo afirmar que calibrar una y otra vez la lanzadera es la clave para que nuestras campañas encuentren diana.

Pero si además entendemos que cada diana supone más dinero para la saca entonces ya no queda discusión posible. El tiempo dedicado a calibrar siempre será una inversión y nunca un gasto.

Bien, la secuencia es sencilla. Primero tiro, fallo, y luego analizo y calibro. Sencillo no. ¿Qué pasa en realidad? Lanzo, fallo, esto no sirve… Lanzo, acierto, soy el rey del mambo…

Lo cierto es que otra vez más la mesura es verdadero antídoto del estrés. Ni errar supone el fin ni acertar supone convertirse en el rey Midas. Si has acertado enhorabuena. La próxima no tendrás tanta suerte, seguro. Si no has acertado entonces 3 preguntas:

1. ¿Donde está la diana?

Resulta curiosa la sencillez con la que miles de lanzadores se ponen a tirar una y otra vez usuarios sin ninguna diana en el horizonte. Un usuario por aquí otro por allá… Dice el refrán que para el barco que no sabe cual es su destino todo viento es bueno. ¿Donde está mi diana, que quiero de mis usuarios, cuando, por qué, para qué? Fallar una diana es un casi, tirar un usuario es una locura.

2. ¿Jugar con varias dianas?

Conozco cierto restaurante que hace una carne a la brasa exquisita pero como no quiere perder a los que comen pescado también hacen pescado… también hacen pasta, también ensaladas, también cocinan sin gluten, también bajo en sal, también al vapor, también tartas, sin azúcar, sin colorantes… la pena es que hace unos años tuvo que cerrar. El dueño no encontraba gente preparada para tantas disciplinas. Es una lástima se comía bien…

Tener claro cual es el objetivo y ceñirnos a el es una de las elecciones más productivas. Es preferible lanzar usuarios hacia un objetivo claro, hasta que se consiga, que no enviarlos hacia muchos objetivos y luego no conocer los grados de calibraje necesarios para esa diana.

3. ¿No tirar al centro?

En los dardos podemos buscar un triple, un doble, una diana o en el peor de los casos unos puntos… En nuestras landing debemos concentrarnos en hacer diana. Es cierto que el resto de puntos son buenos pero la diana es la que marca el objetivo. Solo buscando diana tendremos los puntos necesarios de calibraje para valorar los cambios necesarios en nuestra landing.

Marcar un objetivo, concentrarse en el y pelear hasta conseguirlo es el fin de una landing. Lo demás pueden ser intentos fallidos, si existe el objetivo, o usuarios volando por los aires sino es así… qué lástima.

PD: Si queréis alguna herramienta para calibrar vuestra lanzadera.

Saludos,

Foto: Flickr

Leave a Reply

Contactar

¿Te ayudamos?

C/Colombia, 25, Bajo Izq. (Espacio Creatio), Vigo, Pontevedra

info@herreramedia.es
659991475

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies